Charles Dickens, a los 31 años, retratado por la pintora Margaret Gillie –

El año pasado apareció en una subasta en Sudáfrica, cubierto de moho, y podrá verse en la sala Philip Mould hasta el 25 de enero

Llevaba perdido más de ciento cincuenta años, hasta que el año pasado apareció en una subasta en Sudáfrica, cubierto de moho. Hablamos del retrato en miniatura que Margaret Gillies hizo de Charles Dickens cuando éste contaba solo con treinta y un años, mucho antes de que una larga barba adornara su mentón y el paso del tiempo le robara su melena, configurando el rostro que pasaría a la historia.

La obra data de 1843, la época en la que el escritor alumbró uno de sus relatos más célebres, «Cuento de navidad», aunque su aspecto juvenil está en las antípodas del cascarrabias señor Scrooge.

Realizado en acuarela y gouache, el retrato fue expuesto en la Royal Academy of Arts en 1844. Ya en la década de 1860, Gillies anunciaba en una carta que no conocía su paradero. Y en 1886, después de una búsqueda fallida, se determinó que la obra había desaparecido, dando comienzo así un misterio que ya toca a su fin, aunque solo en parte.

No se sabe con certeza cómo la pintura llegó a Sudáfrica. Algunos especulan con que uno de los cuñados de la hija adoptiva de Gilles, que emigraron al país africano en 1860, se lo llevó allí. Pero ni estas especulaciones resuelven la gran pregunta de cómo el retrato de uno de los autores británicos más celebres de la historia apareció cubierto de moho, perdido entre baratijas. Lo que sí se sabe, como anunció el diario «The Guardian», es que ahora se expondrá en la sala Philip Mould de Londres, hasta el 25 de enero de 2019.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Check Also

Pablo Laso: “La meta no tiene que ser sólo ganar”

El técnico vitoriano alcanza este domingo los 600 partidos en el banquillo del Madrid, una…