Los Mossos encontraron una caja de EPO en la habitación de Musaeb Balla, entrenado por Jama Aden, en 2016

El Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS) ha sancionado cuatro años al atleta qatarí Musaeb Balla por dopaje. Los Mossos encontraron en 2016 a Balla una caja de sustancia dopante EPO en una maleta que tenía en su habitación del hotel Arrahona en Sabadell. El registro se enmarcó en una operación que implicaba al entrenador internacional Jama Aden, para el que la Fiscalía española pide cuatro años y medio de cárcel acusado de administrar sustancias dopantes a los deportistas a los que entrenaba en verano en Sabadell. 

Balla fue detenido y acusado inicialmente por la vía penal, ante la sospecha de los Mossos de que pudiese haber administrado sustancias dopantes a terceros –el consumo propio es solo una sanción administrativa en España-, pero la juez instructora decidió un año después archivar la causa contra el atleta. Mantuvo, sin embargo, la acusación contra Aden y el fisioterapeuta Ouarid Mounir, que se enfrenta a la misma pena que Aden y sigue en España a la espera de juicio, con la prohibición de salir de territorio.

Tras el archivo penal, la Federación Internacional de Atletismo (IAAF) pidió a la Federación de Qatar que sancionase a su atleta por dopaje. Los qataríes no lo hicieron y la IAAF recurrió al TAS, que el pasado 20 de mayo celebró una vista en Lausana, a la que asistió el jefe de la unidad central de Consumo de los Mossos d’Esquadra, instructor de la causa contra Aden, y dos cabos de la policía catalana declararon por videoconferencia.

El avance de sentencia del pasado 6 de junio del TAS confirma que Balla tenía sustancia dopante en su maleta, en la que además había documentación personal –alegó ante los Mossos que la EPO era de su compañero de habitación- y le castiga con cuatro años de suspensión. Además, le impone una multa de casi 9.000 euros que debe pagar a la IAAF por los gastos en el proceso y que debe asumir a medias con la federación de Qatar.

Balla, de 30 años, nació en Sudán, como Aden, pero corre con pasaporte qatarí. En 2012 participó en los Juegos de Londres y la IAAF intentó evitar que también lo hiciera en los de Río, cuatro años más tarde y apenas dos meses después de su detención en Sabadell, pero la federación qatarí no quiso sancionarle.

El mediofondista no es el único atleta entrenado por Aden en los campamentos de verano de Sabadell que ha sido suspendido por dopaje. En noviembre de 2017, el TAS sancionó durante dos años a la atleta Belthem Desalegn por su pasaporte biológico de 2014. Desalegn participó en los campamentos de verano de Aden en Sabadell desde 2013 y también estaba en el hotel Arrahona el día en que los Mossos llevaron a cabo la operación contra Aden.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Check Also

El Hospital 12 de Octubre incorpora una nueva terapia para tratar a pacientes con depresión

Podrán someterse a una estimulación craneal con campos magnéticos si no mejoran con el tra…