El expresidente del FC Barcelona está acusado de blanqueo de 20 millones de euros de Confederación Brasileña de Fútbol (CBF)

El fiscal ha rebajado este jueves de once a seis los años de prisión que pide para el  expresidente del FC Barcelona Sandro Rosell por blanquear supuestamente veinte millones de euros de la Confederación Brasileña de Fútbol (CBF) entre 1989 y 2012, de los que se cree que se quedó con al menos 6,5 millones.

El  fiscal José Javier Polo ha rebajado también la solicitud de diez a cinco años de cárcel para el socio de Rosell, el abogado andorrano Joan Besolí, y de siete a un año y once meses para su esposa, Marta Pineda.

Asimismo lo ha hecho respecto a tres presuntos testaferros para quienes pedía entre seis y ocho años de cárcel y ahora entre un año y seis meses y un año y once meses.

En todos los casos les acusa de blanqueo de capitales y grupo criminal mientras que los abogados defensores han pedido la absolución de los acusados.

Polo ha afirmado en el juicio que se celebra en la Audiencia Naciona que modifica parte de las conclusiones provisionales, pero mantiene la autoría de todos los acusados en la comisión de dichos delitos. El leve cambio se sustenta en que el Ministerio Público suprime el carácter presuntamente continuado del delito de blanqueo.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Check Also

España derrota con suspense a Noruega

A pesar de controlar el partido, el conjunto de Luis Enrique sufre más de los esperado par…