Ambas entidades aceleran las negociaciones para firmar un nuevo Convenio de Coordinación

LaLiga ha aceptado la propuesta de la Federación sobre los nuevos formatos de la Copa del Rey y la Supercopa de España aprobados por la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) a finales de abril. Por tanto, la entidad presidida por Javier Tebas retirará las denuncias que presentó en la Audiencia Nacional por este cambio de formato, según anunciaron los representantes de la patronal de clubes tras la reunión celebrada en el Consejo Superior de Deportes para la renovación del Convenio de Coordinación entre ambas entidades, y que fue presidida por la secretaria de Estado para el Deporte, María José Rienda. A la misma no acudieron ni el presidente de la Federación, Luis Rubiales, recién llegado del Mundial femenino en Francia, ni el propio Tebas.

El pasado 29 de abril la Asamblea General de la RFEF dio a conocer los nuevos formatos de la Supercopa de España y de la Copa del Rey para la temporada 2019-2020, que en un primer momento fueron rechazados por LaLiga. La propuesta federativa consiste en un torneo copero que contaría con 116 clubes, algunos de ellos de Tercera, Copa RFEF y Territorial. Las eliminatorias serían a partido único hasta las semifinales, donde volverían a jugarse a doble partido. Por otro lado, la nueva Supercopa se disputaría en formato de final a cuatro en enero y fuera de España.

Este era uno de los principales puntos de conflicto entre ambos organismos, que tratan de alcanzar a última hora la renovación del convenio que expira el próximo 30 de junio. También se ha llegado a un consenso en otros asuntos que fueron fuente de discordia en los últimos meses, como el nombre y la marca del balón, que seguirán siendo gestionados por LaLiga.

“Estamos muy contentos porque se siguen dando pasos adelante. Estos tres meses han sido positivos, se ha trabajado muchísimo. Es importante que las dos partes lleguen a un entendimiento por el bien del fútbol, que es el deporte muy importante por la dimensión que tiene”, manifestó Rienda tras la reunión.Aún así, la secretaria de Estado para el Deporte indicó que “todavía hay puntos sensibles” para llegar a ese acuerdo. “Faltan esos pequeños flecos que no son fáciles, no estaré tranquila hasta que se firme”, concluyó.

Solucionados estos problemas, que se alzaban como los principales escollos para alcanzar un acuerdo de mínimos que evite un bloqueo institucional, aún quedaría un asunto por resolver: los horarios de los partidos de los lunes y los viernes. Aunque estos quedarán, por ahora, al margen de la citada negociación.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Check Also

El Hospital 12 de Octubre incorpora una nueva terapia para tratar a pacientes con depresión

Podrán someterse a una estimulación craneal con campos magnéticos si no mejoran con el tra…