• El director de ARCO sobre el 'Ninot' del rey: "Es injusto para los 800 artistas que exponen que dos se lleven todo el crédito"

'Aspectos', Juan Genovés. noticias

ARCO, hay que recordarlo, no es una exposición, ni un museo. Es un mercado que ofrece una foto fija no de tendencias artísticas, sino de la compraventa de arte. Porque las ventas de ARCO suponen más de la mitad ventas totales que se realizan en España. Es el momento y el lugar para compradores y coleccionistas.

Coleccionistas privados, fundaciones, empresas o museos. Todos, por distintas razones, acuden a por un bien de lujo que puede ser muy rentable. Ifema está tomada por la alta sociedad en zapatillas cómodas para recorrer las 211 galerías.

Los artistas consagrados, ya sean de mediados de siglo XX o actuales, son uno de los mercados de ARCO. Un autorretrato de Andy Warhol en la Galería Elvira González, un Miró de 1975 en la Galería Cayón, pero también obras Juan Genovés o el neomanierismo de Guillermo Pérez Villalta forman parte de ese museo contemporáneo a la venta.

Las fantasías volumétricas de Jaume Plensa (‘Nuria VI’, en la Galería Edward Tyler Nahem) son uno de esos reclamos escultóricos que destacaba Urroz. También hay espacio las pulsiones contemporáneas. Michelangelo Pistoletto (en la galería Giorgio Persano) nos enfrenta a dos espejos con fotografías de un hombre y una mujer absortos en su teléfono móvil.

`Nuria VI¿, Jaume Plensa. (Galería Edward Tyler Nahem). noticias

Daniel Canogar, uno de los artistas españoles que se apoyan en las nuevas tecnologías con más presencia internacional, ejemplifica la disolución del relato de la historia del arte en su obra ‘Amalgama’. Una pantalla sobre la que se disuelven literalmente cinco siglos de pintura. “Pregunté a Google las 500 mejores obras de arte. Las eligió un algoritmo: desde el Renacimiento a la actualidad. Y luego, influido por el concepto de sociedad líquida Zygmunt Bauman, le apliqué un filtro de licuar”, explica el artista.

A veces, todo es más naif. En la Galería Sabrina Armani, el público se detiene ante un cuadro de gran tamaño aparentemente blanco. El reconocido artista paquistaní Waqas Khan invita personalmente a acercarse. Mucho. A 10 centímetros del lienzo se puede apreciar un enorme óvulo tallado milimétricamente con infinidad de gotas.

– 'Smartphone – giovane donn 6 movimenti A' y 'Smartphone – uomo appoggiato', de Michelangelo Pistoletto (Giorgio Persano Gallery) noticias

“Es increíble”, afirma el artista admirado con su propia obra. “Es que nunca lo había visto expuesto. Hay meses de trabajo ahí”. Unos visitantes reconocen al instante su valor: “Como venga Rafael Pérez Hernando, se lo lleva”.

Urroz, tras nueve años al frente, se despide cerrando una época de ARCO. “Planteábamos hacer una feria de descubrimiento, que seduzca a la gente que a lo mejor no va a las galerías, pero a partir de esta visita pueda animarse. Ha sido un honor trabajar como director”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Check Also

Messi suma su sexto Pichichi

El delantero del Barcelona cierra LaLiga con 36 goles, cifra que le acerca también a su se…